El Facebook de Malia Obama al descubierto: su odio al presidente y viajes con amigos

Salir de fiesta con amigos o utilizar las redes sociales son dos planes habituales entre cualquier veinteañero. Pero si la protagonista es la hija mayor del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, el interés mediático se dispara. Así le ha ocurrido a Malia Obama, que cumplirá 21 años el próximo julio. Estos días, la joven ha sido noticia por unas fotografías donde aparece bebiendo vino; otras, en bañador en la piscina y, lo último, porque ha salido a la luz su perfil secreto en Facebook.

El diario británico Daily Mail ha desvelado que la joven utilizaba esta red social bajo un seudónimo y, en ella, publicaba detalles personales como sus escapadas con amigos o sus pensamientos políticos. Aunque no ha utilizado la cuenta desde 2017, algunos de sus contenidos llaman la atención, por ejemplo, una imagen con cuatro post-it de color rosa con un mensaje directo a Donald Trump. “Donald Trump es presidente. Esto no es normal. Donald Trump es diabólico. No estéis satisfechos”. Además de las risas y las afirmaciones de respuesta a esta publicación, destaca la contestación de Finnegan Biden: unos iconos de aplausos de la hija Joe Biden, el que fuera vicepresidente durante los ocho años de mandato de Obama, y de la que Malia Obama es amiga del colegio.

Según el diario británico, en su perfil también muestra fotografías en las que Malia Obama aparece de vacaciones con amigas en Bolivia o Chile, de fiesta de fin de curso o durante su última etapa en Sidwell Friends, la prestigiosa escuela privada a la que acudía en Maryland antes de mudarse a estudiar a la universidad en Harvard.

Las imágenes que se han publicado recientemente de la primogénita del expresidente de Estados Unidos bebiendo vino en una piscina en Miami junto a unas amigas han causado cierto revuelo ya que en EE UU la edad legal para beber alcohol son los 21 años y Malia Obama aún no los ha cumplido. En estas fotografías también aparece el novio de la joven, el británico Rory Farquharson, un compañero de Harvard con el que se la relaciona desde finales de 2017.