“Si no te hubieras ido”: la trágica historia familiar de Marco Antonio Solís

En su nueva visita a la Quinta Vergara es imposible que este clásico no aparezca durante su presentación. Detrás de la canción ronda un mito que afecta directamente el corazón del mexicano.

No hay nada más difícil que vivir sin ti Sufriendo en la espera de verte llegar El frío de mi cuerpo pregunta por ti Y no sé dónde estás.

Varías versiones rondan en torno al motivo que originó esta canción. La más conocida entre los fanáticos es la de un secuestro extorsivo por 8 mil dólares que terminó con la vida de Leonardo, hijo de la actriz Beatriz Adriana, con quien el Buki estuvo casado por más de una década.

Sus cercanos afirman que Marco era muy apegado a su hijastro, con quien mantenía un fuerte vinculo pese a que la distancia con su ex mujer. Según José Antonio, doble oficial del azteca en nuestro país en conversación con TVN, el cantante se encontraba de gira por Alemania a inicios del 2000 cuando le informaron del monto a pagar para volver a ver a su Leonardo, algo a lo que Marco Antonio no le preocupó.

Tras el fin del concierto se enteró de las consecuencias, cambiando por completo “el ritmo de la vida” de Solís. 

 Los artistas que han reversionado a Marco Antonio Solís Si bien el secuestro y el asesinato del joven es un hecho real, la dedicatoria de la canción es completamente errónea. Lo que corrobora la falsedad del mito es que originalmente fue compuesta para el álbum Sin él de la cantante Marisela, el cual Solís produjo en 1984.

Incluso se habla de que entre estos dos músicos hubo algo más que una relación laboral, siendo un affaire mientras el intérprete estaba casado. “Si no te hubieras ido” logró el reconocimiento internacional casi 15 años después de su creación con la publicación de la placa Trozos de mi alma, una recopilación de canciones compuestas por él que anteriormente fueron grabadas por otros artistas, coincidiendo tristemente con la muerte de su hijastro. El tema se volvió un himno dentro de la discografía del mexicano, siendo sus fanáticos quienes mantienen el mito detrás del famoso baladista.